domingo, 11 de septiembre de 2011

Lamarck vs Darwin

Mucha fueron las teorías que tratan de explicar la evolución de la vida, muchas de ellas trataron de convencer a la sociedad con algunas pruebas las cuales fueron refutadas al final. A ciencia cierta no vamos a poder saber nunca como fue que se inició la vida y como fue evolucionando porque ninguno de nosotros estuvo allí para presenciarlo. 

Pero esto no evita la creencia de algunas personas sobre las teorías de algunos científicos que alcanzaron algún reconocimiento como lo fueron Jean-Baptiste Lamarck el cuál basó su teoría en la herencia de los caracteres adquiridos y Charles Robert Darwin quien basó su teoría en la selección natural; todo ello con respecto a la evolución y desarrollo de la vida, estas teorías fueron rechazadas en una primera instancia por la sociedad de su época por ser catalogadas como revolucionarias.

 Jean-Baptiste Lamarck – Lamarckismo

Lamarck fue un naturalista francés del siglo XVIII, formuló la primera teoría de la evolución biológica. Lamarck personifico su idea Pre-Darwinista, y también es responsable de la introducción del término “Biología” al medio académico. La teoría de Lamarck se basaba en cuatro observaciones que en un principio fueron rechazados por la sociedad, como todas las teorías revolucionarias de la época.
o   Generación espontánea
o   Tendencia Innata a la perfección
o   Ley de uso de desuso
o   Ley de características adquiridas

En 1809, Lamarck publicó su obra fundamental, “Filosofía zoológica”, y en ella afirma que los seres vivientes poseen una tendencia a desarrollarse y a multiplicar sus órganos y sus formas, dando lugar a que éstos sean cada vez más perfectos.

Todas las especies vegetales y animales procederían de otras especies anteriores menos desarrolladas y más imperfectas. Su teoría podría sintetizarse así: La vida se desarrolla y desenvuelve siempre en un medio determinado, en el que pueden producirse cambios, estos cambios en el medio originan una serie de necesidades en el viviente para adaptarse a las nuevas circunstancias. Estas necesidades determinan el desarrollo o atrofia de órganos ya existentes, o, incluso, la aparición de órganos nuevos.

El principio fundamental de esta teoría sería: "la función crea el órgano y la necesidad la función". Si un órgano se usa con frecuencia, tiende a desarrollarse y a aumentar su capacidad; en cambio, si un órgano no se utiliza, se debilita, se reduce y termina por desaparecer. El órgano que se utiliza se hipertrofia, el órgano que no se utiliza se atrofia.

El cambio del medio o del clima provocaría la modificación de las actividades, convirtiéndose tal modificación en un hábito heredable. Algunos de los cambios o variaciones efectuadas por determinados especímenes se transmiten por herencia a sus descendientes, pudiendo, de esta manera, dar lugar a nuevas especies.

Para ilustrar su teoría, el propio Lamarck propuso algunos ejemplos de variaciones animales, por ej., los topos, que pasan casi toda su vida bajo tierra y sin luz, apenas utilizan el sentido de la vista y, en consecuencia, casi la han perdido debido a que sus ojos son diminutos y están profundamente hundidos. 

Lamarckismo
La jirafa se alimenta del follaje de los árboles, todo su cuerpo "tiende hacia arriba", por lo que se le han alargado el cuello y las patas delanteras. Los patos, las ocas y los animales palmípedos, que tienden a vivir en lugares con abundancia de agua, han desarrollado en las patas una membrana interdigital que les facilita la natación.

El concepto de herencia constituye la clave de la teoría lamarckiana. No basta con que surjan variaciones en los individuos para que se produzcan modificaciones en las especies; es necesario, además, que estas variaciones individuales sean heredadas por sus descendientes. En este sentido, la evolución para este científico posee un carácter finalista, es decir, según él, en el proceso evolutivo van surgiendo cada vez especies mejor dotadas, más desarrolladas, más perfectas.

Sus aportes: Concepto de la organización de los seres vivos, clara división del mundo orgánico e inorgánico, una revolucionaria clasificación de animales de acuerdo a su complejidad.

Charles Robert Darwin – Darwinismo

El británico Charles Darwin fue el primer científico que de una manera explícita defendió la evolución de todas las especies de seres vivos. Con anterioridad. Para Darwin, no cabía la menor duda de que el ser humano se encuentra inmerso en el mismo proceso evolutivo que el resto de los seres naturales.

Darwin publicó en 1859 “El origen de las especies” y, más tarde, en 1871, “El origen del hombre”. En estas obras presentó una teoría completa sobre la evolución, según la cual el conjunto de las especies animales y vegetales actuales procede de otras especies anteriores. La teoría de Darwin no va del medio al viviente, sino del viviente al medio.

No se trata de un proceso de adaptación, sino de selección natural. En “El origen de las especies” se desarrollaban cuatro tesis fundamentales, las dos primeras en concordancia con Lamarck, no así las dos segundas: El mundo no es estático, sino que evoluciona; las especies cambian constantemente, se origina unas y se extinguen otras, el proceso de evolución, en general, es gradual y continuo; no consiste en saltos discontinuos o súbitos, los organismos semejantes están emparentados y descienden de un antepasado común. 

Lamarck, por el contrario, pensaba que cada grupo de organismos representaba una línea evolutiva independiente originada por generación espontánea.

La selección natural: El cambio evolutivo no es el resultado de un impulso misterioso, ni una simple cuestión de azar, sino el resultado de la selección natural, la cual tiene dos fases:
  • Producción de la variabilidad: Cada generación posee cantidad de variaciones.
  • Selección a través de la supervivencia en la lucha por la existencia.


En una población compuesta por millones de individuos, algunos tendrán dotaciones genéticas mejor adaptadas para hacer frente al conjunto de presiones ecológicas dominantes en su entorno, poseyendo una probabilidad de supervivencia y de procreación mayor que el resto de los miembros. 


De esta manera se determina la dirección del proceso evolutivo. Darwin entiende que las especies y, claro está, los individuos que las constituyen tienen que sostener una auténtica lucha por la existencia. Esta lucha contra el medio, en sus rasgos generales, puede considerarse de tres modos distintos: Como lucha de unos animales contra otros (la de los congéneres machos en época de celo), como lucha por la supervivencia entre animales cazadores y presas. Como lucha de los animales en el medio en el que se desarrolla su vida.

Según Darwin, sobreviven siempre los más aptos. En la lucha entre congéneres machos vencerá el más fuerte, que es el que se emparejará y dejará descendencia; en la lucha entre cazadores y presas vencerá también el mejor dotado para huir o para atacar; si una manada de lobos persigue a unos ciervos, serán cazados los ciervos menos veloces y resistentes por los lobos más fuertes, y los ciervos más ágiles huirán, quedándose sin sustento los lobos viejos, lentos, etc. En cualquier caso, sobreviven siempre los más aptos.

Esta mayor aptitud no es algo que los animales se puedan proponer para adaptarse al medio, tal y como pretendía Lamarck; se trata más bien de lo contrario, los animales que se adaptan son considerados por ello los más aptos. A esto es a lo que Darwin llamó "selección natural". Si el medio es adverso, el ser vivo no puede hacer que sus órganos se adapten a ese medio, simplemente perece. 

El Origen de las Especies - Darwin 1859

Según Darwin, ocurre exactamente al contrario: hay animales que nacen con variaciones morfológicas y funcionales; si estas variaciones son inútiles, si no sirven al ser vivo para adaptarse al medio, el viviente perece; pero si son útiles, permitiéndole adaptarse al medio, entonces sobrevive, produciéndose una selección natural, la cual no actúa de modo consciente o predeterminado, no persigue ningún fin; no es ella la causa, sino el resultado de las variaciones.

Las variaciones útiles son hereditarias por ser variaciones de nacimiento. Aunque Darwin no tenía este punto muy claro, opinaba que tales variaciones estaban relacionadas con las condiciones de vida a las que ha estado sometida la especie durante varias generaciones.

POSICIÓN ACTUAL
Según muchas ciencias geológicas y paleontológicas unas especies provienen de otras y se encuentran siempre en continua evolución. Según esta concepción la mayor parte de los seres vivos provenimos de las formas de vida primitivas que poblaron el planeta hace millones de años.

En la evolución intervienen una gran cantidad de factores que proporcionan que influyen en las diversas características que pueden o no adoptar los seres vivos. Los seres vivos evolucionan según sus necesidades, es decir, lo que buscan es conservar su vida y se para ello tienen que cambiar ya sea de forma física o en su forma de actuar o de alimentarse lo harán; y los que no lo hagan pues simplemente morirán.

IMPORTANCIA
La importancia de la evolución de las especies es que se dieron para que los seres vivos puedan sobrevivir en el habitad en el que estaban, gracias a estas evoluciones pudieron soportar los cambios climáticos, pudieron adecuarse a la cantidad de alimentos que hubieron para poder seguir como especie.

También es importante ya que gracias a las teorías de la evolución y a las hipótesis que hubieron se ha logrado llegar a definir la taxonomía de los seres vivos.

La evolución establece la continuidad hacia niveles superiores dentro de las especies, haciendo evidente la supervivencia y la superioridad dentro del proceso evolutivo.

La evolución es la concepción teórica que unifica y rige todo el campo de la biología, es su teoría central, que le permite tener una identidad y un lenguaje propios. Sin evolución o el cambio heredable de las especies a través del tiempo no hay Biología.

CONCLUSIONES
Evolución es un proceso gradual continuo muy lento, mediante el cual en el genoma de los individuos se activan nuevos genes capaces de darles nuevas formas y funciones a sus órganos o incluso hasta hacerlos desaparecer. Con el simple objetivo de poder adaptarse a su medio.

Existe el fenómeno de la adaptación del medio ambiente para poder sobrevivir  y la herencia de los caracteres adquiridos.

A pesar de las varias hipótesis de la evolución que han surgido a Lamarck  y Darwin les corresponde el merito de haber creado las primera teoría más  completa y coherente de la evolución.

La biología se dio gracias a la evolución ya que esta estudia a los seres vivos, su medio ambiente, las modificaciones que se dieron para que los seres vivos puedan adaptarse y sobrevivir.

Elaborado por:
- Vera, Richard, Chafloque, Josselin & Torres, Alex.
Estudiantes de Medicina Humana de la Universidad de San Martín de Porres
Chiclayo - Perú

3 comentarios:

Anónimo dijo...

grasias mil me salvastes

Anónimo dijo...

me salvastes grasias mil

Anónimo dijo...

Hola! muy Bueno me ayudo muchisimo